El Festival Ingenium llega con mucha magia.

Bienvenido a la única asociación de magos/ilusionistas en Las Palmas.

El Festival Ingenium llega con mucha magia.

Entre los días 11 y 14 de Noviembre, la ciudad de Ingenio estuvo cubierta de magia, comedia y artes afines; en definitiva, el Festival Ingenium ha sido todo un acierto.

El jueves (11/11/2021)

El Festival Ingenium comenzaba su andadura el jueves 11 de noviembre con la apertura de la exposición “Ilusiones Ópticas”. Estuvo en la Sala Manolo Mherc del Centro Cultural Federico García Lorca, pudiéndose visitar en horario de tarde hasta el 21 de noviembre. A este acto inaugural asistieron la Alcaldesa de la Villa de Ingenio Dña. Ana Hernández y la Concejal de Cultura Dña. Minerva Artiles.

Tras la inauguración del Festival Ingenium se realizó una primera gala; siendo un pase especial para las personas mayores del municipio. Al día siguiente tuvieron lugar algunos actos y talleres de magia; impartidos a los usuarios del Centro de Estancia Diurna y a los del Centro Ocupacional de Carrizal; convirtiéndoles en magos por un día, mostrando así el lado más inclusivo del festival con la colaboración de la Fundación Abracadabra.

El viernes (12/11/2021)

Los eventos al público en general se dieron lugar en el Auditorio Federico García Lorca, comenzando el viernes con una velada íntima, en la que el mago Paco González nos regalaba sus historias, compartiendo sus viajes y experiencias; componiendo sus melodías de ilusión y emociones con todos los presentes. Nuestro socio Carlos Falcón tuvo la suerte de poder vivir de primera mano uno de sus juegos, a escasos centímetros de su atenta mirada las monedas viajaban de un lugar a otro, las monedas incluso llegaron hasta la mano del propio Carlos. Sin embargo, si tuviéramos que quedarnos con un momento de esta velada, sería el de las palabras. La importancia que encierra cada una de ellas y como a través de esta premisa, Paco González nos invitaba a presenciar una joya de la cartomagia.

El sábado (13/11/2021)

La Gala de Variedades que daba punto y final al Festival Ingenium apuntaba que iba a ser bastante entretenida; y a la vez cargada de mucha diversión. La presentación del acto, estuvo a cargo del Gran Dimitri, “un inesperado presentador” que fue dando paso a cada uno de los artistas que conformaban el cartel de variedades. Su forma de conectar con el público; de arrancar las carcajadas del respetable y de mostrar un personaje más que trabajado, da muestra de la profesionalidad y las tablas que hay a sus espaldas. Tan memorable fue su “coreografía final” combinando distintos estilos artísticos, que al finalizar muchas personas decían: “Me lo llevo pa’ casa”; y escribiendo estas palabras se me dibuja una amplia sonrisa en la cara al recordarla.

Paco González actuó en primer lugar y tal como lo hizo la noche anterior, nos abrió una puerta a su interior, con delicadeza en la palabra y belleza en sus manejos, tomó los naipes y nos mostró que todo es posible y que la imaginación crea realidades.

Cayetano Lledó fue el siguiente en actuar, a través de la música fue plasmando un personaje cómico que crecía por momentos. Su lenguaje gestual y la combinación de los elementos, crearon una imagen que quedó grabada en todas las retinas. Se sentía el cariño, el mimo y la dedicación que había puesto en el número que presentó.

El tercero en actuar fue el artífice y productor de la gala, el mago Vituco Carjaraville, quien compartió con los presentes la belleza de las sombras chinas coreografiadas al compás de la música, revelando figuras de todo tipo mediante la sombra de sus manos proyectada en el telón de fondo. Aprovechando la escasa iluminación ambiental para que se pudiesen ver las sombras, siguió con un número realizado con cuerdas fluorescentes, lo cual las hacía altamente visibles reforzando así la elegancia del número (todo sea dicho) y terminó con la levitación de una mesa, auxiliado por una joven espectadora que pudo dar fe de la extraordinaria levitación.

Fernando Espí entró con mucha energía, mezclando la magia con el humor, contagiando de su energía positiva a grandes y pequeños. Cierto es que al subir al escenario a un joven espectador; no esperaba que éste terminase creciéndose tanto, por lo que supo y tuvo que sacarle el máximo partido a su desparpajo; consiguiendo que este colaborador hiciese las delicias del público, los dos juntos en el escenario hicieron todo un tándem.

La quinta actuación fue la de Jessica Guloomal, nada más pisar el escenario creó una atmósfera mágica llena de colores, con apariciones, desapariciones, aros que dulce y sutilmente se engarzaban o separaban a su antojo, vistiendo a la noche con un dulce aroma a cuento de hadas. Cuidando todos los detalles, con la elegancia de la que hace gala en todas sus actuaciones.

Para finalizar Cayetano Lledó homenajeó a uno de los presentes, el párroco D. Suso Vega, creando un enorme retrato de una forma muy llamativa y artística, un momento muy emotivo y que cautivó a todos, sirviendo de colofón para cerrar a lo grande el Festival Ingenium de magia y variedades.

En resumen se podría decir que el Festival Ingenium y su magia han venido para quedarse; ya que tuvo una muy buena aceptación y gustó a todo el que fue. La Villa de Ingenio llevaba tiempo deseando poder volver a tener un festival de magia; esperamos que se quede por muchos años, para que la magia y el ilusionismo sean una alternativa cultural más; no solo para los residentes en Ingenio, sino para toda Canarias en general, tal y como sucede con el Festival de Magia de Teror; en el que el Cirmag ya ha colaborado en los últimos dos años con la Gala Grancadabra.

Agradecimientos a nuestros socios Mago Albert y Mago Willy quienes han colaborado realizando este post. De igual forma les recomendamos visitar el Blog del Mago Albert (Reviews de Magia) en el que nos mantiene a todos informados con sus reviews de libros y gran variedad de entrevistas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.